Skip Navigation

29 de octubre, 2018 En el sexto aniversario del huracán Sandy, el gobernador Murphy y la vicegobernadora Oliver anuncian cambios importantes en los programas Sandy de recuperación de viviendas

29 de octubre, 2018 En el sexto aniversario del huracán Sandy, el gobernador Murphy y la vicegobernadora Oliver anuncian cambios importantes en los programas Sandy de recuperación de viviendas

Se brindará ayuda a los propietarios que aún se están recuperando de los efectos del huracán Sandy con la asignación de fondos adicionales al programa RREM y de LMI, de reconstrucción para propietarios, y cambios en la política de compensación

UNION BEACH – El Gobernador Phil Murphy y la Vicegobernadora Sheila Y. Oliver, Comisionada del Departamento de Asuntos Comunitarios de Nueva Jersey (DCA), anunciaron hoy cambios importantes al Programa de Reconstrucción, Rehabilitación, Elevación y Mitigación (RREM) y al Programa de Reconstrucción para Propietarios con Ingresos Bajos a Moderados (LMI), los dos principales programas de recuperación de viviendas para propietarios afectados por el huracán Sandy. Los cambios permitirán que los propietarios que participan en esos programas puedan recibir más fondos para finalizar las obras de construcción en sus viviendas dañadas por la tormenta. Asimismo, los participantes que adeudan al programa tendrán la oportunidad de demostrar que el reembolso de lo adeudado les creará dificultades económicas extremas.

«Con estos programas, nuestro objetivo es ofrecer una forma de solución a los propietarios que no han terminado de reconstruir sus viviendas y que no pueden avanzar porque no tienen los medios financieros para seguir adelante», dijo el gobernador Murphy. «Queremos trabajar con quienes vienen enfrentando obstáculos financieros para que definan lo que pueden aportar de manera realista, y poder conducirlos a su objetivo final de regresar a sus casas y recuperar un sentido de normalidad en sus vidas».

El DCA tiene una propuesta para los casi 1200 propietarios de viviendas que participan en los programas de RREM y LMI que no han completado las obras de construcción, y que consiste en otorgarles un préstamo de interés cero y de condonación para financiar completamente las necesidades no satisfechas más allá de la máxima subvención de $150 000 dólares.

«Al complementar la subvención $150 000 con un nuevo componente crediticio en los programas, estamos eliminando cualquier barrera financiera para que se pueda finalizar la construcción de manera justa y equitativa», expresó la vicegobernadora Oliver, Comisionada del DCA. «El anuncio de hoy indica que el DCA está trabajando de forma original y decidida para ayudar a los propietarios restantes a completar definitivamente sus proyectos».

«Cuando los republicanos de derecha bloquearon los fondos de socorro, yo luché y acarreé a nuestra región $60 mil millones para reconstrucción. Cuando las primas de seguro por inundación estaban a punto de intensificarse, aprobé una ley para frenarlas, lo que significó un ahorro de $50 millones para los propietarios. Cuando los sobrevivientes enfrentaban frustrantes retrasos de la Administración Christie, presioné por realizar cambios a su sistema fallido para que los propietarios pudieran obtener asistencia y reconstruir más rápido», dijo el senador Menéndez. «Y cuando los sobrevivientes vinieron a mí con sus historias de terror porque estaban siendo desvalorizados por su compañía de seguros, lideré una investigación del Senado que destapó un fraude y abusos sistémicos, y obtuve para los propietarios un monto adicional de $260 millones a los que tenían derecho».

«No podría estar más agradecido ya que ahora tenemos un socio productivo en la Oficina del Gobernador, con quien tanto el senador Booker como yo estamos orgullosos de poder trabajar y, además, reasignar fondos federales Sandy a los propietarios que todavía necesitan ayuda para regresar a su casa», agregó el senador Menéndez.

«Aunque ya han pasado seis años, nunca olvidaremos el dolor que trajo el huracán Sandy y el impacto que tuvo sobre las familias de Nueva Jersey», dijo el senador Booker. «Aplaudo el compromiso del gobernador Murphy de ayudar a que los residentes de Nueva Jersey, devastados por esta tormenta histórica, puedan rehacer sus vidas por completo. Bajo el liderazgo del senador Menéndez nuestra delegación luchó por cada recurso federal que se encontraba disponible en las secuelas de Sandy, y vamos a seguir manteniéndonos firmes junto al gobernador Murphy para que con la reconstrucción Nueva Jersey sea más fuerte y más resistente frente a futuros desastres».

«Hace seis años, cuando el huracán Sandy golpeó nuestra costa, se perdieron vidas, hogares y negocios fueron destruidos, y la infraestructura local fue devastada», dijo el congresista Pallone. «Nunca olvidaré mis primeros momentos en el terreno recorriendo los daños que Sandy fraguó en Nueva Jersey, viendo que las casas fueron traídas abajo en Union Beach y que toda el área comercial en Bay Avenue en Highlands quedó bajo el agua. Supe entonces que necesitaba iniciar una faena dura para lograr el apoyo y los recursos necesarios para nuestro Estado y para ayudar a la reconstrucción de Nueva Jersey, y es por eso que luché fuertemente en el Congreso para aprobar el paquete Sandy de asistencia y garantizar la ayuda necesaria para que las víctimas recobrasen sus negocios, viviendas y vidas otra vez. Voy a seguir trabajando con el senador Menéndez y gobernador Murphy para que se apruebe una reforma de seguridad alimentaria y lo que sea necesario para ayudar a las víctimas de Sandy y prepararse para la próxima tormenta».

El préstamo sin tope propuesto no requeriría ningún pago mensual, y se calcularía a partir del trabajo restante y necesario para terminar el proyecto, teniendo en cuenta otras fuentes de financiación disponibles para los propietarios de viviendas, tales como seguros de inundaciones y los créditos de la Administración de la Pequeña Empresa de los Estados Unidos (SBA). El préstamo sólo se podría utilizar para costos subvencionables bajo los programas de RREM o de LMI. Los propietarios que acepten el préstamo deberán residir en la vivienda durante 15 años tras la finalización de la construcción. Si el propietario vendiera el inmueble antes de cumplir con el requisito de residencia, una parte del préstamo sería pagadero en el momento de la venta.

El DCA debe tener la aprobación del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) de los Estados Unidos para implementar el préstamo. En las próximas semanas, el DCA publicará una enmienda sustancial al Plan de Acción del Bloque de Subsidios para el Desarrollo de la Comunidad y Asistencia para Recuperación por Desastres (CDBG-DR) de Nueva Jersey, que propone crear un nuevo componente crediticio para los programas de RREM y de LMI y reasignar $50 millones en fondos del CDBG-DR para los dos programas. El proceso de enmienda incluirá una audiencia pública y un período de comentarios públicos.

Además, aquellos propietarios que hayan finalizado sus proyectos y que estén obligados a reembolsar los fondos en exceso de subvención, podrán ahora solicitar al DCA una asignación para afrontar dificultades financieras extremas. Si se les acepta la solicitud, el DCA usará una prueba de análisis uniforme para evaluar la capacidad de pago del propietario y condonar parte o toda la deuda por pagar. Esto incluye a los propietarios de viviendas que han perdido sus hogares por ejecución hipotecaria, los herederos de participantes del programa que hayan fallecido, y los propietarios de viviendas que se han declarado en bancarrota.

El RREM es el programa de recuperación de viviendas más grande del Estado posterior al paso del huracán Sandy. El RREM proporciona subvenciones a propietarios afectados por Sandy para cubrir los costos de reconstrucción hasta un monto de $150 000 si no reciben fondos de otras fuentes como por seguros, asistencia de la FEMA, préstamos de la SBA u otras. De la misma manera, el Programa de Reconstrucción para Propietarios con Ingresos Bajos a Moderados (LMI) brinda hasta $150 000 en asistencia para reconstrucción, rehabilitación y elevación a propietarios afectados por Sandy, cuyos medios financieros son limitados y que no solicitaron ayuda al Programa de RREM. En conjunto, los programas de RREM y LMI ya han reconstruido aproximadamente 6420 casas dañadas por Sandy.

Para obtener más información sobre los programas Sandy de recuperación del DCA, visite el enlace https://www.renewjerseystronger.org/.