Skip Navigation

26 de diciembre, 2018 El DCA propone reasignar $60 millones de los fondos asignados tras el huracán Sandy a los principales programas de recuperación del Estado para asistir a propietarios de viviendas y de alquiler

26 de diciembre, 2018 El DCA propone reasignar $60 millones de los fondos asignados tras el huracán Sandy a los principales programas de recuperación del Estado para asistir a propietarios de viviendas y de alquiler

TRENTON, NJ – El Departamento de Asuntos Comunitarios de Nueva Jersey (NJDCA, por sus siglas en inglés) pretende reasignar fondos del Bloque de Subsidios para el Desarrollo de la Comunidad y Asistencia para Recuperación por Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés) al Programa de Reconstrucción, Rehabilitación, Elevación y Mitigación (RREM, por sus siglas en inglés), al Programa de Reconstrucción para Propietarios con Ingresos Bajos a Moderados (LMI, por sus siglas en inglés) y al Fondo para Restauración de Viviendas Multifamiliares (FRM, por sus siglas en inglés) con el fin de ayudar a los hogares que todavía vienen recuperándose de los efectos devastadores del huracán Sandy.

Según la propuesta, el DCA transferiría $46 millones al Programa de RREM y $4 millones al Programa de LMI para establecer un «fondo suplementario» en ambos programas y brindar más recursos a los participantes de dichos programas que no hayan finalizado la reconstrucción de sus viviendas dañadas por la tormenta y para que ultimar las obras de construcción. Además, el DCA pretende transferir $10 millones al programa del FRM para el desarrollo de unidades de vivienda asequibles y, así, enfrentar la merma de viviendas multifamiliares provocada por Sandy. Ninguna de las reasignaciones propuestas de fondos del CDBG-DR afectaría los vigentes compromisos financieros con individuos, empresas, comunidades o proyectos.

«El Estado ha logrado progresos significativos en brindar ayuda para recuperación a las familias afectadas por Sandy. Sin embargo, algunos propietarios de viviendas se encuentran ante un callejón sin salida porque carecen de la financiación necesaria para completar las obras de construcción», puntualizó la vicegobernadora Sheila Y. Oliver, que funge como comisionada del DCA. «Queremos que estos propietarios de viviendas obtengan los recursos adicionales para terminar de reconstruir y volver a sus casas».

«Sandy también tuvo efectos sobre el mercado inmobiliario de alquiler. El aumento de la demanda de unidades de alquiler, junto con la pérdida del parque habitacional de alquiler causada por la tormenta, elevó los alquileres en todos los condados afectados, cuyos precios llevaron a muchas personas a buscar otros lugares para vivir», dijo la vicegobernadora Oliver. «Supliendo fondos adicionales de recuperación ante desastres al programa del FRM conllevará la consecución de unidades de vivienda más asequibles construidas en las comunidades duramente afectadas por el huracán».

Alrededor de 6500 propietarios de viviendas que participan en los programas de RREM y LMI han completado sus proyectos de reconstrucción. Hay aproximadamente 1000 propietarios que aún no han finalizado la construcción.  Ellos pueden tener derecho a recibir asistencia a través del fondo complementario si demuestran que tienen necesidad de fondos para finalizar las obras de construcción.

Toda posible ayuda del fondo suplementario se basaría en la estimación de una necesidad de recursos no satisfecha y acarrearía la obligación de residencia por cinco años, lo que sería asegurado mediante una hipoteca secundaria sobre la propiedad en cuestión. No se requerirían pagos principales mensuales al completarse el proyecto. Más bien, se condonaría la hipoteca después de cinco años de la finalización de la construcción. Es importante destacar que los propietarios de vivienda que obtengan la asistencia, a través del fondo suplementario, sólo pueden usarlo para completar un alcance de trabajo elegible bajo los programas de RREM o LMI. Se les prohibirá utilizar estos fondos para mejorar o expandir su plan de reconstrucción.

Para la propuesta reasignación al FRM, al menos 80 por ciento de estos fondos tendría prioridad para proyectos de reparación, reemplazo o construcción de nuevas viviendas multifamiliares dentro de los nueve condados más afectados por Sandy, según lo estableció el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD, por sus siglas en inglés). Esos condados son: Atlantic, Bergen, Cape May, Essex, Hudson, Middlesex, Monmouth, Ocean y Union. Una vez que se finalicen los proyectos de vivienda asequibles con el FRM, se otorga prioridad de residencia, durante los primeros 90 días de arrendamiento, a los individuos afectados por Sandy.

Hasta el 1 de diciembre de 2018, se han completado 60 proyectos del FRM, generando un total de 3908 unidades asequibles. Otros 16 proyectos del FRM se encuentran en varias etapas de preconstrucción y construcción, que ofrecerán otras 936 unidades asequibles.

Antes de que el DCA lleve a cabo la reasignación de fondos del CDBG-DR, se debe enmendar el Plan de Acción de Nueva Jersey para el Bloque de Subsidios para el Desarrollo de la Comunidad y Recuperación por Desastres con el fin de que se incluyan los cambios propuestos. El Plan de Acción y todas las enmiendas al mismo, aprobadas anteriormente, guían el uso por el Estado de los fondos del CDBG-DR proporcionados por el HUD. La actual propuesta de reasignaciones de fondos se plasma en las enmiendas 28 y 30 al Plan de Acción y requiere un período de comentarios públicos por 30 días, que debe incluir una consulta pública.

El período de comentarios públicos sobre la Enmienda 28 comenzó el 11 de diciembre de 2018 y terminará a las 5:00 p.m. del 9 de enero de 2019. El período de comentarios públicos sobre la Enmienda 30 se inició el 21 de diciembre de 2018 y concluirá a las 5 p.m. del 19 de enero de 2019.

La consulta pública para ambas enmiendas propuestas ha sido programada para el martes, 8 de enero de 2019, de 4:00 p.m. a 6:00 p.m., en el Toms River Municipal Complex, 33 Washington Street, Toms River, NJ, 08753.  Se invita al público a presentar sus comentarios sobre las enmiendas propuestas durante dicha consulta pública, o por correo electrónico a Sandy.publiccomment@dca.nj.gov, o por correo postal a la atención de Lisa Ryan, Sandy Recovery Division, NJ Department of Community Affairs, 101 South Broad Street, P.O. Box 823, Trenton, NJ 08625.  Todos los comentarios que se reciban tendrán la misma importancia independientemente del medio de envío. Tras el período previsto, el DCA responderá formalmente a los comentarios públicos y, luego, entregará las enmiendas propuestas al HUD para revisión y aprobación.

Las versiones de la Enmienda 28 y la Enmienda 30 al Plan de Acción en inglés y español se encuentran en www.renewjerseystronger.org/plans-Reports.

El RREM constituye el programa de recuperación de vivienda más grande del Estado tras el embate del huracán Sandy. El RREM actualmente otorga subvenciones a propietarios de viviendas afectados por Sandy para que afronten costos de reconstrucción hasta por $150,000, quienes no están financiados por seguros, asistencia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), préstamos de la Administración de la Pequeña Empresa de los Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) u otras fuentes. Del mismo modo, el Programa de LMI proporciona hasta $150,000 como asistencia para reconstrucción, rehabilitación y elevación a propietarios de viviendas afectados por Sandy, cuyos medios financieros son limitados y que no se solicitaron ayuda al RREM.

El programa del FRM, administrado por la Agencia de Financiamiento de Viviendas e Hipotecas de Nueva Jersey (NJHMFA, por sus siglas en inglés), ofrece a desarrolladores de viviendas sin fines de lucro la posibilidad de asegurarse préstamos de interés cero y bajo para financiar el desarrollo habitacional en los nueve condados más afectados por la tormenta.