Skip Navigation

Un sueño hecho realidad para una familia devastada por el huracán Sandy.

Un sueño hecho realidad para una familia devastada por el huracán Sandy.

Ángela Mills: «Nunca más consideraremos la palabra ‘hogar’ sin el valor que realmente tiene».

Toms River, Nueva Jersey

El 29 de octubre de 2012 el viento azotaba y aullaba en Toms River, y la lluvia golpeaba el apartamento en donde vivían Ángela Mills y su hijo Matthew de 21 años de edad. Pero, en determinado momento, el huracán Sandy parecía que ya amainaba, y Ángela y su hijo todavía disponían de electricidad.

Ellos pensaron que lo peor había pasado, y que habían tenido suerte.

«De repente, vimos que el agua entraba en la casa por las puertas de enfrente y trasera», recuerda Ángela.

Cuando Ángela y Matthew corrían por las escaleras, el agua les llegaba a las caderas.

En la madrugada, les despertó un hedor horrible. Sabían que algo andaba «muy mal», dijo Ángela. Más tarde descubrirían que su casa estaba inundada con aguas negras.

Por la tarde, los Mills y sus tres gatos fueron recibidos en el hogar de ancianos en donde trabajaba Matthew.

Habían capeado el temporal, pero Ángela y su hijo no podían regresar a su casa, y no tenían adonde ir.

«Las personas dan por sentado el disfrutar de las cosas pequeñas que supone el tener un hogar, como poder colocar un imán en el refrigerador», explica Ángela.

Ángela buscó una vivienda económica, dispuesta a conformarse con una sola habitación, pero «nadie quería alquilar una habitación a una pareja de personas con tres gatos».

Entonces, a través de un correo electrónico de la Children’s Home Society of New Jersey, Ángela se enteró acerca de Freedom Village en Toms River, una nueva comunidad de vivienda asequible  financiada con dólares para recuperación tras Sandy, del Fondo de Restauración del Programa de Vivienda Multifamiliar. El complejo habitacional estaba en construcción en ese momento y, tras ver los planos y vistas del sitio, presentó inmediatamente una solicitud.

Ángela tenía conocimiento del período de prioridad de 90 días para las víctimas de Sandy, pero pensó que la probabilidad de ser aceptada era baja debido a su mal historial de crédito e ingresos bajos.

Sin embargo, pocas semanas después de presentar su solicitud, Ángela recibió una sorpresa. A ella y a su hijo se les pidió entrevistarse con los administradores de Freedom Village. Según recuerda Ángela, «dos de las mujeres más dulces» la llenaron de optimismo aquel día, ya que señalaron a los planos de Freedom Village y les indicaron exactamente en dónde vivirían ella y Matthew.

«Ese fue el día en que cambiaron las cosas», recuerda Ángela. Y, un mes después, cuando su solicitud fue aceptada, sintió como si «ella y Matthew se hubiesen quitado de encima un peso enorme». «Teníamos nuestro propio espacio», dice.

Ángela y su hijo ya llevan viviendo ahora un año en Freedom Village, y ella aún se siente bienaventurada.

«Sólo, respondíamos a lo que se nos presentaba día tras día. Pero, ahora, con Freedom Village, nuestras vidas están cambiando».

«Nunca más consideraremos la palabra ‘hogar’ sin el valor que realmente tiene. Tenemos un lugar en donde reconstruir nuestras vidas —un lugar al que podemos llamar hogar; Freedom Village es tan hermoso y tenemos un domicilio perfecto: ¡vivimos en Dream Court (Patio del Ensueño)!».

 

Las actividades de extensión aseguran que individuos y familias con ingresos bajos a moderados o con dominio limitado del idioma inglés, quienes fueron afectados por el huracán Sandy, estén informados acerca de los programas y servicios disponibles para ellos. Estos recursos son posibles gracias al financiamiento del Bloque de Subsidios para el Desarrollo de la Comunidad y Recuperación por Desastres, asignado al Departamento de Asuntos Comunitarios de Nueva Jersey (DCA, por sus siglas en inglés) en respuesta a la devastación causada por el huracán Sandy.

Las actividades de extensión continúan siendo dirigidas por el Programa del Fondo para Restauración de Viviendas Multifamiliares (FRM, por sus siglas en inglés), la mayor iniciativa de recuperación de vivienda de alquiler del Estado, y administrada por la Agencia de Vivienda y Financiamiento de Hipotecas de Nueva Jersey, una agencia afiliada al DCA.  

El Programa del FRM proporciona préstamos sin interés a desarrolladores de vivienda para financiar la creación de vivienda asequible en los nueve condados afectados por Sandy, que incluyen a Atlantic, Bergen, Cape May, Essex, Hudson, Middlesex, Monmouth, Ocean y Union. Cabe destacar que el programa requiere que durante los primeros 90 días de arrendamiento de un proyecto del FRM, se dé prioridad a residentes calificados que fueron afectados por Sandy.

Para más historias como ésta, por favor, visite nuestra página Recuperacion en la mira