Skip Navigation

Lo que Sandy dañó, el RREM lo reparó para Wendy y Ted Amo

Lo que Sandy dañó, el RREM lo reparó para Wendy y Ted Amo

Wendy Amo: “Todo lo que queríamos era tener otra vez la misma casa que Sandy nos arrebató. Y, ¡el RREM nos la devolvió!”

 

Wendy Amo agradece a Samuel Kaplan, su asesor de vivienda en el Centro de Recuperación de Vivienda en Ocean. “Nunca podré agradecerle lo suficiente por ayudarnos a tener otra vez la casa que perdimos con Sandy”.

 

Visita: 28 de julio
Mantoloking, New Jersey

 

Todo lo que Wendy y Theodore Amo querían era volver a tener exactamente la misma casa que construyeron para su jubilación en Mantoloking, con vista al mar.

 

En 1981, Wendy Amo y Ted Amo, una pareja de profesores de educación física, compraron una casa chalet situada en el punto más estrecho de la isla de barrera al sur de Mantoloking Bridge a sólo cuatro casas de la playa. Su plan era convertirla en su casa para jubilarse.

 

Y, lo lograron. En el año 2000, después de jubilarse en 1998 y 1999, respectivamente, ellos contrataron a la empresa Umbrino Construction de Point Pleasant, que demolería la casita y construiría la casa de sus sueños. En lo que a Wendy y Ted Amo les concierne, Rich Umbrino hizo exactamente eso. “Nosotros diseñamos esta casa” -dice la señora Amo. — “Y Rich la construyó”.

 

La pareja estaba tan feliz con su casa de Jersey Shore que Umbrino se convirtió en un amigo más de la familia, llegando de vez en cuando para los cócteles por la tarde.

 

Como pasó con tantos otros, arriba y abajo de la costa de New Jersey y en las zonas de ribera, el huracán Sandy destruyó sus sueños.

 

Su casa estaba frente al desarrollo habitacional Camp Osborn, donde las fugas de gas -fuera de control- quemaron aproximadamente 60 casas durante el paso de Sandy. La casa de los Amo milagrosamente quedó intacta y no se incendió. Pero, aun así, Sandy causó daños. En octubre de 2012, el huracán irrumpió con cuatro pies de agua en su casa, destruyendo casi todos sus muebles y pertenencias, y dejando las habitaciones como cajones llenos de arena.

 

Dos semanas después de la tormenta, Wendy y Ted Amo, junto con sus vecinos, fueron escoltados por la policía hasta sus casas para empacar una maleta cada uno con las pertenencias que pudieran salvar. Wendy Amo dice que Rich Umbrino logró acompañarlos en el autobús hasta su casa. La pareja se paró frente a su casa dañada, Umbrino puso su brazo sobre los hombros de Wendy y se comprometió a reconstruir la casa mejor que antes.

 

Después de haber solicitado asistencia al Programa de Reconstrucción, Rehabilitación, Elevación y Mitigación (RREM), la pareja fue informada por Samuel Kaplan, su consejero de vivienda en el Centro de Recuperación de Vivienda del condado de Ocean, en Lakewood, que no podían contratar los servicios de Umbrino Construction porque la empresa no había solicitado participar en el programa.

 

“El programa quería asignarnos otro contratista” -dijo la señora Amo. “No teníamos otra opción”. Lamentablemente, Sam Kaplan les ayudó a preparar los papeles para retirarse voluntariamente del programa de RREM.

 

Posteriormente, la señora Amo recibió una llamada telefónica de Kaplan con buenas noticias. Como una muestra de flexibilidad y capacidad de respuesta frente a las necesidades del solicitante, dos características distintivas del programa de RREM, las reglas del programa habían sido modificadas para permitir que propietarios como Wendy y Ted Amo, pudiesen seleccionar a su propio constructor.

 

Kaplan ayudó a la pareja a presentar los papeles para volver a inscribirse en el programa y los propietarios seleccionaron de inmediato a Umbrino Construction como su constructor.

 

Hablando sobre Kaplan, la señora Amo dijo a David Reiner, Comisionado Adjunto, y a Laura Shea, Asistente del Comisionado, del Departamento de Asuntos Comunitarios (DCA), durante una reciente visita que hicieron a su casa, “Nunca podré agradecerle a él lo suficiente por ayudarnos a tener otra vez la casa que perdimos con Sandy”.

 

Reiner reconoció que el cambio de la regla se debió a que muchos propietarios de vivienda en New Jersey, tienen contratistas en quienes pueden confiar. “Nuestro objetivo es lograr que ustedes regresen a sus hogares”-dijo David Reiner del programa de RREM.

 

Como resultado, la señora Amo dijo: “Conseguimos exactamente la misma casa de todo ello, además de nuevos electrodomésticos”. La casa es casi la misma, excepto que está elevada 44 pulgadas, lo que según la señora Amo les permitió reducir las primas del seguro anual de inundación de $1,600 a $720.

 

Otro cambio hecho en la casa, explicó Ted Amo, fue que en la zona de comedor instalaron asientos tipo restaurante en recuerdo de los “diner” en donde comieron con frecuencia mientras estuvieron fuera de su casa a causa de Sandy. “Tuvimos que recrear un ambiente de ‘diner’ para poder comer” -bromeó.

 

La señora Amo dijo que está extremadamente satisfecha con el programa de RREM. “Mi constructor se hizo cargo de todo”.

 

En cuanto a Sam Kaplan, dijo que su asesor de vivienda se portó siempre de manera excelente. “Nos ayudó tremendamente”.

 

Para más historias como ésta, por favor, visite nuestra página Recuperacion en la mira