Skip Navigation

Encuentro casual se convierte en mantra de inspiración para ayudar a New Jersey a recuperarse de los efectos de Sandy

Encuentro casual se convierte en mantra de inspiración para ayudar a New Jersey a recuperarse de los efectos de Sandy

Hazlo por Leo

Semanas después de que el Estado de New Jersey iniciara el Programa de Reconstrucción, Rehabilitación, Elevación y Mitigación (RREM, por sus siglas en inglés) para ayudar a los residentes de New Jersey a reconstruir sus viviendas principales, que fueron dañadas por el huracán Sandy, Jim Furfari, oficial de recuperación de la vivienda, conoció a un hombre que se encontraba en el estacionamiento del Centro de Recuperación de la Vivienda (HRC, por sus siglas en inglés) del condado de Ocean, en Lakewood. Este hombre era un propietario que había acudido al HRC en relación a su solicitud al RREM para obtener fondos para reconstruir su vivienda destrozada por la tormenta.

Algo en esta persona llamó la atención de Furfari, quien ayudó a establecer nueve centros de recuperación, incluyendo el del condado de Ocean, para los programas de recuperación de la vivienda del Estado. Se acercó al hombre y se presentó, y le preguntó en que podía ayudarle.

Furfari pronto se enteró de que este anciano había perdido a su esposa durante el embate de Sandy y que todavía estaba de duelo, lo que le tornaba abrumadora la tarea de pedir asistencia para recuperación y reconstrucción.

Más tarde, después de ayudar a este propietario, cuyo nombre era Leo, Furfari contó su historia a los asesores de vivienda del HRC del condado de Ocean. Se refirió a la doble pérdida que Leo había sufrido. Los asesores de vivienda se sintieron impactados emocionalmente al escuchar el relato, que los inspiró para dar sus mejores esfuerzos para ayudar a los solicitantes, dijo Christina Harris, asesora de vivienda en ese momento y que, ahora, dirige el HRC de Ocean.

Pronto, los asesores de vivienda del condado de Ocean empezaron a decir: “İHazlo por Leo!” cuando hablaban sobre su labor. Comenzaron a aparecer letreros en los lugares de trabajo de los asesores de vivienda con el mensaje “¡Recuerden a Leo y sigan sonriendo!”.

Este enfoque en el servicio a los solicitantes continúa hasta hoy en los programas de recuperación de la vivienda del Estado, en el trabajo diligente del personal para ayudar en el proceso de recuperación a las familias afectadas por Sandy, así como asistirles en el manejo de su proyecto individual y en terminar la construcción.

“Para nosotros, todos nuestros propietarios de vivienda son como Leo. Existe una relación muy fuerte con ellos y queremos verlos volver a sus casas”, afirma Marilyn Kleinberg, subgerente del HRC del condado de Atlantic en el municipio de Egg Harbor. “Y, por eso, muchos de estos propietarios están agradecidos y valoran nuestra labor”.

En la Oficina de Servicios al Constituyente de Sandy del Departamento de Asuntos Comunitarios de New Jersey en Trenton, representantes especializados con años de experiencia en el proceso de recuperación de Sandy, responden a las consultas sobre recuperación que les llegan por carta, por teléfono y por correo electrónico. Su objetivo es siempre responder pronto las preguntas de la gente –el mismo día de ser posible.

“Estamos cambiando la situación”, dice Karen Segner, quien dirige la Oficina de Servicios al Constituyente de Sandy.  “Es verdaderamente inspirador ver cómo las personas se han recuperado después de Sandy, y saber que hemos ayudado a esa recuperación. Esto pone los hechos en perspectiva.”

En cuanto al HRC de Ocean, las notas de agradecimiento enviadas por personas que participan en el programa de RREM y en otros programas de recuperación de la vivienda, son colocadas en la pared de un pasillo como mensajes positivos. El personal en la oficina la llama la “pared de Leo”, no sólo porque honra a las familias necesitadas, afectadas por Sandy, sino también porque les recuerda a los asesores de vivienda que los ‘Leo’  –los solicitantes– aprecian el trabajo que realizan para lograr que vuelvan a su casa.

“Queremos asegurarnos de hacer lo mejor que podamos y de hacernos cargo de cada propietario de vivienda en el programa”, dice Harris.

Actualmente, más de 80 cartas, la mayoría escritas a mano, se encuentran en las paredes del pasillo, y donde se agregan otras más en forma regular.

“Estas cartas significan tanto”, señala Harris.

Algunas cartas están colgadas en la pared por tanto tiempo que ya han comenzado a curvarse y descolorarse. Permanecen en la pared como recordatorio para los asesores de vivienda de que su función de ayudar a los propietarios de viviendas en el programa es de largo plazo. En cada reunión matutina, los asesores de vivienda del HRC de Ocean aprecian cualquier nueva carta de agradecimiento que reciban.

A Harris no le sorprende que la gente se tome el tiempo para escribir notas y cartas positivas sobre los programas de recuperación de la vivienda para demostrar su gratitud. “Creo que es parte de la naturaleza humana agradecer a alguien por ofrecerle una mano amiga”, sostiene.

“La ‘pared de Leo’ aquí la vivimos y la respiramos”. “Empezamos nuestro día con ella y con ella lo terminamos”, añade Harris. “Tenerla aquí es un hecho muy tangible. A menudo, veo a los propietarios de vivienda leyendo las cartas”.

Y, en cuanto a Leo, él ha pasado a la historia de Sandy para los asesores de vivienda del HRC. Ahora que ya no es más un propietario que necesita ayuda de los asesores de vivienda, se ha convertido en su mantra diario de inspiración para ayudar a New Jersey a recuperarse de la tormenta.

Para más historias como ésta, por favor, visite nuestra página Recuperacion en la mira