Skip Navigation

El RREM, un programa ideal para Glen Purdom, a quien le gusta el bricolaje

El RREM, un programa ideal para Glen Purdom, a quien le gusta el bricolaje

“No me gustaba la injerencia del Gobierno. Pero, el RREM está haciendo que cambie de opinión”  Glen Purdom acerca del programa de RREM

 

Glen Purdom es una persona aficionada a reparar todo por sí misma.

Este contratista en refrigeración y enfriamiento comercial, residente en Atlantic City, ha restaurado tres motocicletas Harley-Davidson como una manera de relajarse como pasatiempo.  “Puedo reparar cualquier cosa”, nos confiesa.

 

Esa habilidad le ha servido de mucho. Puede añadir a su lista de trabajos manuales por su cuenta, la reparación de su casa de 25 años en la avenida Stewart, que además de repararla, la ha elevado en 14 pies después de que las crecidas provocadas por el huracán Sandy, arremetieron contra ella.

 

Domiciliado a una cuadra del canal intercostal y a una cuadra de las marismas de la ciudad sobre la isla de barreras bajas de Chelsea Heights, Purdom cargó sus más valiosas y esenciales pertenencias en su vehículo tipo caravana y lo condujo tierra adentro a medida que se acercaba Sandy, en octubre de 2012.

 

Tan pronto como el Gobernador Chris Christie levantó la orden de evacuación por el estado de emergencia, Purdom regresó a su casa para inspeccionar los daños. Allí encontró cuatro pies de agua. Aunque en un inicio tuvo que abandonar su casa ante el peor desastre natural en la historia del estado, la reacción posterior de Purdom fue que no debía alejarse de su hogar ni de su comunidad. “Cuando era niño, pasé demasiado tiempo de un lado al otro”, dijo. “Ahora me quedo”.

 

Fue uno de los primeros propietarios en solicitar asistencia al Programa de Reconstrucción, Rehabilitación, Elevación y Mitigación (RREM) del Departamento de Asuntos Comunitarios. ” Soy ese tipo de persona que se hace cargo de su vida”, dijo Purdom.

 

Purdom es el ejemplo perfecto del valor del programa de RREM que apoya a las personas con la capacidad de tomar el control del desastre en vez de dejarse arrastrar por el desastre. “No quería esperar”, dijo al referirse a su manera de hacerse cargo de la recuperación de su casa. Él seleccionó la opción B del programa RREM para ser su propio contratista general.

 

Al trabajar con profesionales de diseño con licencia, Purdom obtuvo la aprobación de sus planes para rehabilitar su casa de dos pisos. Debido a su experiencia como contratista, estaba familiarizado con el trabajo con subcontratistas, el Estado y el proceso local de obtener los permisos necesarios en el sector de la construcción.

 

Con los planes aprobados, vio la necesidad de demoler la fachada y la parte trasera de su casa. Purdom contrató a trabajadores locales; hizo la demolición y, luego, reemplazó esas secciones de su casa. En su interior, fue necesario hacer extensos trabajos de reparación para recuperarse de los estragos del agua salada que inundó su casa.

 

Purdom pudo salvar las escaleras de madera que van al segundo piso. La escalera restaurada no es sólo un detalle estético llamativo añadido a su sala de estar. “Me ahorró un montón de dinero,” anota Purdom. La restauración de su baño principal incluyó una repuesta cómoda cubierta con cobre y completada con un lavamanos de forma oval y una bañera de hidromasaje que compró en línea por menos de $200.00 dólares.

 

El punto constante  de las reparaciones de Purdom fue la forma en que “estiró” el uso de los fondos de subsidio de RREM para asegurarse de no perder dinero. “Gasté muy bien los fondos de mi subsidio” -reconoció.

El mayor reto de su participación en el RREM, fue cuando tuvo que ir a St. Louis, en Missouri, durante el torbellino polar del invierno y tomar una clase de certificación de un día en el uso de un taladro helicoidal de martinete.

 

De regreso en New Jersey, compró una de las máquinas e invirtió alrededor de US$40,000 en helicoidales redondas.  Luego veía los vídeos en YouTube “unas 100 veces” para aprender a elevar su casa. Perforó con la helicoidal hasta una profundidad de 30 pies en terreno suave, cada siete pies, para levantar su casa 14 pies en el aire. Hizo los cimientos e instaló su casa.

 

Este mayo pasado, recibió su Certificado de Ocupación y regresó a su casa dos años después de haber comenzado a trabajar en ella, orgulloso porque él mismo la había reconstruido.

 

Sus conocimientos y su afición a reparar todo por sí mismo se extendieron a otros en su agradable comunidad residencial, visible desde las torres del hotel-casino de Atlantic City.

Purdom y su equipo ayudaron a los propietarios de viviendas, en el otro lado de la calle, a volver a sus casas después de Sandy, limpiando escombros, cortando los muros secos enmohecidos por la inundación y ayudando en la obtención de los permisos necesarios.

 

“Alguien encaró el reto e hizo este programa; me siento un hombre muy afortunado.  Me emociona hasta las lágrimas”, -dijo del programa de RREM. “No había manera de que yo lo hubiese podido hacer por mí mismo.  Yo no era lo que podríamos decir alguien a quien le gusta la injerencia del Gobierno. RREM está cambiando mi manera de pensar sobre eso”.

 

David Reiner, Comisionado Adjunto del Departamento de Asuntos Comunitarios, y Sam Viavattine, Director de la División Sandy de Recuperación del DCA, visitaron a Purdom, quien quería agradecer personalmente a los responsables del programa de RREM.

 

“Esta fue la oportunidad de mi vida”, dijo Purdom.  Ahora, agregó, “es tiempo de retomar mi carrera”. Al observar su casa perfectamente reparada, ahora elevada en 14 pies, reflexionó: “este fue mi oficio durante dos años”.

 

 

 

Para más historias como ésta, por favor, visite nuestra página Recuperacion en la mira