Skip Navigation

Programa de Demolición de Estructuras Peligrosas

El Programa de Demolición de Estructuras Peligrosas proporcionó fondos del Bloque de Subsidios para el Desarrollo de la Comunidad y Recuperación por Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés) como ayuda a los municipios para demoler viviendas que quedaron inhabitables, debido a los daños causados por el huracán Sandy. El Estado se centró en los municipios que tuvieron los más fuertes y concentrados daños en el sector de la vivienda. Los edificios elegibles para el programa fueron aquellos que tenían una estructura poco sólida, y que calificaban como «estructuras peligrosas» en virtud del Código Uniforme de Construcción (Código Administrativo de Nueva Jersey 5:23-2.32). Estos edificios fueron simplemente abandonados ahí desde el paso del huracán Sandy sin que se les aplicara ninguna medida de mitigación; en otros casos, se tomaron medidas parciales de mitigación, pero no hubo indicios de obras de reparación vigente. Las demoliciones financiadas fueron centradas en áreas en donde la envergadura y concentración de daños conllevaron a la formación de grupos de «estructuras peligrosas» que amenazaban a vecindarios completos con el deterioro y la desinversión de las propiedades circundantes.